lunes, 30 de junio de 2008

Rock Band 2!

Ya desde hace unas semanas se anunció el nuevo Guitar Hero, llamado Guitar Hero World Tour, que incluye, copiando a Rock Band, una batería y un micrófono, además de la guitarra. No negaré que me sentí tentado por ciertas mejores, pero a la vez, me mantuve firme en que la respuesta de Harmonix (creadores de Guitar Hero, pero que después del 2 se fueron de Activision e hicieron Rock Band) sería más que satisfactoria.

Y justamente, hoy fue anunciado Rock Band 2, ¡y sale nada menos que en septiembre para Xbox 360! O sea, faltan... ¿tres meses?


No hay todavía muchos detalles, pero prometen la mejor lista de canciones hasta ahora un juego de música, todas las versiones originales. Personalmente, yo les creo, y moveré mar, tierra y cielo (¿así se dice?) para obtenerlo en septiembre.

Los dejo con unas fotos, incluída la de la nueva guitarra, y el link a una entrevista con detalles.

Puede ser "inapropiado", pero me la quiero violar.

¿Para qué arreglar lo que ya es perfecto?

domingo, 29 de junio de 2008

El futuro es ahora

Son pocos los hechos que pueden separar la línea temporal de la vida en dos partes. Puedo decir con tranquilidad que en mi caso ese hecho ocurrió ayer, cuando mi madre me compró este cepillo de dientes eléctrico:


Finalmente, también, entiendo ese capítulo Seinfeld, en el que Jerry urge a Elaine a comprarse uno. No sean necios y adquieran el suyo ¡ya!

sábado, 28 de junio de 2008

Hot chili peppers in the blistering sun

Todo empezó cuando descubrí este video de Isis, hace varios meses, y me vi obligado a hacerme de todo ese concierto, que encontré un par de meses después, y que puse hace unas semanas, y ha tenido una muy buena recepción por parte de ustedes, por cierto (pero si eres uno de los que todavía no lo han bajado por algún extraño motivo, ¡largo, fuera de este blog!).

Y bueno, justo encontré el video de la canción que le precede a Isis del mismo concierto, una también de su disco Desire (para bajar también acá), llamada Romance In Durango. De más está decir que es genial, por lo que la pongo con la letra.

Bob Dylan - Romance In Durango


Hot chili peppers in the blistering sun
Dust on my face and my cape,
Me and Magdalena on the run
I think this time we shall escape.

Sold my guitar to the baker's son
For a few crumbs and a place to hide,
But I can get another one
And I'll play for Magdalena as we ride.

No llores, mi querida
Dios nos vigila
Soon the horse will take us to Durango.
Agarrame, mi vida
Soon the desert will be gone
Soon you will be dancing the fandango.

Past the Aztec ruins and the ghosts of our people
Hoofbeats like castanets on stone.
At night I dream of bells in the village steeple
Then I see the bloody face of Ramon.

Was it me that shot him down in the cantina
Was it my hand that held the gun?
Come, let us fly, my Magdalena
The dogs are barking and what's done is done.

No llores, mi querida
Dios nos vigila
Soon the horse will take us to Durango.
Agarrame, mi vida
Soon the desert will be gone
Soon you will be dancing the fandango.

At the corrida we'll sit in the shade
And watch the young torero stand alone.
We'll drink tequila where our grandfathers stayed
When they rode with Villa into Torreon.

Then the padre will recite the prayers of old
In the little church this side of town.
I will wear new boots and an earring of gold
You'll shine with diamonds in your wedding gown.

The way is long but the end is near
Already the fiesta has begun.
The face of God will appear
With His serpent eyes of obsidian.

No llores, mi querida
Dios nos vigila
Soon the horse will take us to Durango.
Agarrame, mi vida
Soon the desert will be gone
Soon you will be dancing the fandango.

Was that the thunder that I heard?
My head is vibrating, I feel a sharp pain
Come sit by me, don't say a word
Oh, can it be that I am slain?

Quick, Magdalena, take my gun
Look up in the hills, that flash of light.
Aim well my little one
We may not make it through the night.

No llores, mi querida
Dios nos vigila
Soon the horse will take us to Durango.
Agarrame, mi vida
Soon the desert will be gone
Soon you will be dancing the fandango.

Y a partir de ahora, empezaré a poner los links también en negritas.

viernes, 27 de junio de 2008

Suite: Judy Blue Eyes

Ya la puse en este post anterior, justo con el disco entero, pero creo que esta canción merece una entrada para sí sola. Y que mejor versión para poner que la de Woodstock. Ahí va.

Crosby, Stills & Nash - Suite: Judy Blue Eyes


It's getting to the point where I'm no fun anymore
I am sorry
Sometimes it hurts so badly I must cry out loud
I am lonely

I am yours, you are mine, you are what you are
You make it hard

Remember what we've said and done and felt about each other
Oh, babe have mercy
Don't let the past remind us of what we are not now
I am not dreaming

I am yours, you are mine, you are what you are
You make it hard

Tearing yourself away from me now you are free
And I am crying
This does not mean I don't love you I do that's forever
Yes and for always

I am yours, you are mine, you are what you are
You make it hard

Something inside is telling me that I've got your secret
Are you still listening?
Fear is the lock and laughter the key to your heart
And I love you

I am yours, you are mine, you are what you are
You make it hard
And you make it hard
And you make it hard
And you make it hard

Friday evening
Sunday in the afternoon
What have you got to lose?

Tuesday morning
Please be gone I'm tired of you
What have you got to lose?

Can I tell it like it is? (Help me I'm sufferin')
Listen to me baby
It's my heart that's a sufferin' it's a dyin' (Help me I'm dyin')
And that's what I have to lose (To lose)

I've got an answer
I'm going to fly away
What have I got to lose?

Will you come see me
Thursdays and Saturdays?
What have you got to lose?

Chestnut brown canary
Ruby throated sparrow
Sing a song, don't be long
Thrill me to the marrow

Voices of the angels
Ring around the moonlight
Asking me said she so free
How can you catch the sparrow?

Lacy lilting lady
Losing love lamenting
Change my life, make it right
Be my lady

Que linda me la traiga Cuba
La reina de la Mar Caribe
Cielo sol no tiene sangreahi
Y que triste que no puedo vaya oh va, oh va

Good Morning Good Morning

Me despierto. Mi garganta no puede más. Tengo cosas escritas en la mano con lapicero. Ciertamente la mañana no se perfila como la mejor. No obstaaaaaante, reviso mi correo y veo que alguien ha comentado mi preciado blog. Pues, resulta siendo el mejor comentario en la historia de este humilde blog:
raul duke dijo...

Esta banda es BUE NA ZA

muerte al apra

Link a la huevada en su contexto.

Y para corresponder a esta nueva situación, una canción.

The Beatles - Good Morning Good Morning


miércoles, 25 de junio de 2008

Paso de la ética a la política en la Ética nicomáquea

Llegando al final del último libro de la Ética nicomáquea, tenemos la transición que hace Aristóteles para pasar del estudio de la ética al de la política, siendo esta última ciencia tratada de lleno en su obra titulada Política. Sin embargo, la relación entre dichas disciplinas está presente desde el comienzo del primer libro, incluso desde antes que se introduzca el tema de la felicidad (eu¦daimoni¢a), y vuelve en distintos momentos a lo largo de la obra, atravesándola. Por este motivo, no nos limitaremos al paso que hay de la una a la otra, sino que abordaremos la problemática relación que existe entre ambas, tal como se manifiesta a lo largo de la obra.

Así, tenemos que desde el inicio Aristóteles delimita el área de su investigación. La ética, en la medida que busca el fin último, tiende al bien de la ciudad (po/lij) y no sólo del individuo, pues considera a aquél como más perfecto, y en este sentido es que pertenece a la política [1094b 6-10]; pero si es que existe una subordinación es algo que tendremos que tratar con cuidado en esta exposición.

Parecería, como dice W.D. Ross[1], que Aristóteles habla de la política primero en un sentido amplio, incluyendo a la ética, pero luego, ya en un sentido más delimitado, y como parte de este primer sentido, coexistiendo con la ética, y ya no abarcándola.

Además, también surge muy tempranamente la primera divergencia con Platón, por más que ésta no se encuentre del todo explícita. No nos referimos, pues, a la refutación de la idea platónica del Bien [1096a 11 - 1097a 14], sino a la postura de Aristóteles acerca de cómo el joven no es un discípulo apropiado para la política debido a su falta de experiencia y docilidad ante sus pasiones [1095a 2-4], y la importancia de haber sido bien conducido por sus costumbres para aprehender las cosas buenas y justas [1095b 4-6]. Pero es difícil no recordar la crítica que hace Platón en la República, usando al personaje de Céfalo, y mostrando cómo es que, a pesar de su avanzada edad, experiencia, y relativo éxito, no es capaz de dar cuenta sobre lo que es justo. No obstante, ya habiendo visto lo que es la virtud (a©reth¢) ética en Aristóteles (una eÀcij proairetikh¢), es imposible dejar de notar esta primacía de las costumbres, de los hábitos, o quizás sea más preciso decir del vivir, que se logra sólo con el tiempo. En todo caso, parecería que Aristóteles no se refiere tanto a la edad como más bien a un estereotipado carácter juvenil, que puede estar presente en cualquiera.

Antes de salir del libro primero, no quisiera dejar de señalar un par de aspectos puntuales, puesto que nos servirá tenerlos en cuenta más adelante. El primero sería la diferencia que habría entre la política como modo de vida y como ciencia o disciplina, puesto que habiendo colocado esta última en el lugar más elevado, pasa después a criticar la vida del hombre político, o al menos su apreciación de ésta parecería no corresponder con lo que se dijo previamente. Podría ser que aquí también está usando la palabra política en dos sentidos, primero uno amplio y superior, y el otro ya en sentido más delimitado.

El segundo aspecto sería la reflexión que hace Aristóteles sobre la necesidad de cierta prosperidad material para ser feliz, separada del actuar virtuoso, pero parece dejar este punto más o menos en el aire, después de haber mencionado el rol que jugaría la suerte.

Ya en el segundo libro, tenemos un adelanto importante de la relación entre ambas disciplinas. Habiendo puesto a la virtud como punto central de su ética, y dejando claro que esta virtud se da en la actividad, Aristóteles nos dice:

Así nos hacemos constructores construyendo casas, y citaristas tocando la cítara. De un modo semejante, practicando la justicia nos hacemos justos; practicando la moderación, moderados, y practicando la virilidad, viriles. Esto viene confirmado por lo que ocurre en las ciudades: los legisladores hacen buenos a los ciudadanos haciéndoles adquirir ciertos hábitos (e¦qi¢zw), y ésta es la voluntad de todo legislador; pero los legisladores que no lo hacen bien yerran, y con esto se distingue el buen régimen del malo[2].

Tenemos un primer y aparentemente claro esbozo de la conexión. Si la virtud ética es una eÀcij, un hábito que se logra con una cierta repetición, las leyes parecerían ser la mejor opción para instaurar ciertos hábitos. Se sobreentiende, claro, que las leyes deben ser buenas para que los hábitos sean buenos.

Podríamos usar este punto y conectar con dos temas que reciben amplia atención en libros posteriores. Me refiero a la justicia (dikaiosu¢nh) y a la amistad (fili¢a). Veamos, primero, la justicia.

La primera definición de lo justo la refiere a lo que produce o preserva la felicidad en relación a la comunidad política [1129b 18-20]. Si lo justo es obedecer las leyes, hay una necesidad, entonces, de que las leyes ordenen lo que es virtuoso. Y sobre esto quisiera exponer una diferencia que hace Aristóteles, y que nos servirá para nuestro tema.

Habiendo señalado que la característica particular de la justicia como virtud es que parece referirse al bien que le es a uno ajeno [1130a 5-7], leamos el siguiente pasaje:

Esta clase de justicia, entonces, no es una parte de la virtud, sino la virtud entera, y la injusticia contraria no es una parte del vicio, sino el vicio total. Qué diferencia hay entre la virtud y esta clase de justicia, está claro por lo que hemos dicho. Es en efecto, lo mismo, pero su esencia no es la misma, sino que, en cuanto que está en relación con otro, es justicia, pero en cuanto que es un modo de ser (eÀcij) de tal índole, es, de forma absoluta, virtud[3].

Lo que queremos mostrar es un cierto doble aspecto de la ética. Por un lado, está la parte subjetiva de la acción, que vendría a pertenecer a la eÀcij proairetikh¢, y que es la virtud propiamente dicha; mientras que por otro lado, tenemos la acción también en la medida que se da en relación con otro, y puede ser llamada justa o injusta, al margen de si la eÀcij que la efectuó lo sea [1134a 16-24]. Claro que hay que aclarar que no es que se esté hablando de una dicotomía fuerte entre, por ejemplo, intención y acción, como sí se podría decir respecto de Kant, para quien la moral es absolutamente exclusiva de la intención; la acción es, pues, la misma en ambos casos (sin que el valor moral pertenezca exclusivamente a una), pero se puede contar con esta doble cara.

Tener esta diferencia en mente nos sirve al abordar la relación entre la justicia y la amistad, puesto que si bien Aristóteles nos dice primero que ésta parece ser mejor y más útil para los legisladores que aquélla [1155a 22-26], posteriormente, el estagirita hará un gran énfasis en señalar la coexistencia de ambas [1159b 23 – 1160a 9], lo que sería compatible con el doble aspecto antes mencionado. Ambas son virtudes, claro está, pero una se enfoca más en la relación con el otro (la justicia), y la otra más en la eÀcij propia (la amistad).

Adentrándonos en nuestro tema, tenemos que ambas virtudes, estrechamente ligadas la una con la otra, y pertenecientes a la investigación ética, se vuelven elementos que necesariamente se dan en comunidad, y cualquiera de estas, a su vez, está subordinada a la comunidad política [1160a 20-21], a tal punto que dichas virtudes éticas se vuelven necesarias para el funcionamiento adecuado de ésta.

Llegamos finalmente al último libro, y a pesar de la reivindicación de la vida de acuerdo a la actividad contemplativa como la más feliz [1177a 12-18], Aristóteles nunca despega por completo, a pesar de sostener que la virtud de la mente está separada [1178a 21-22], y siempre mantiene la necesidad de practicar la virtud que nos permite vivir en comunidad [1177a 28-30; 1177b 20-21; 1178a 23-25; 1178b 3-6; 1178b 34-37]. Estaremos de acuerdo con Ross cuando dice que:

El papel asignado por Aristóteles a la vida moral, parece ser, pues, doble: 1) constituye una forma secundaria de felicidad, en la cual debemos recaer porque no somos todo razón y no podemos vivir siempre en el plano de la vida contemplativa. Y 2) nos ayuda a llegar a la forma más elevada de la felicidad[4].

Como sea que se vea, entonces, la vida moral o ética, la del hombre prudente (fro¢nimoj), nunca se abandona, y esto no tiene por qué verse como un lastre en lo absoluto, sino simplemente como una característica del hombre en tanto tal, y que, además, nos permite vivir en comunidad.

Y es en esta necesidad de la práctica de la virtud[5] (ética) donde se encuentra el punto de partida de la conexión entre ambas disciplinas (ética y política), que como ya se dijo, formarían parte, a la vez, de la ciencia política entendida en sentido amplio. Veamos.

El cierre de toda la obra se da con el siguiente argumento: ya conocemos lo que es la virtud, pero no nos basta conocerla si es que no la tenemos o practicamos [1179b 1-4]. No hay, pues, un paso necesario entre conocer algo y llevarlo a la práctica (todos seguramente habremos comprobado de primera mano esto tras observar que, efectivamente, no nos hemos hecho más virtuosos en estos meses, a pesar de haber aprendido lo que es la virtud). Esto resulta más que obvio si es que no nos olvidamos de la naturaleza de la virtud ética, que es una eÀcij. Si bien los razonamientos pueden influenciar a algunos aptos, justamente el “ser aptos para escuchar los razonamientos” es ya en sí una eÀcij, que los muchos (oi¦ polloi¢) no poseen.

Al enfrentarse, entonces, al problema de cómo obtener la virtud, Aristóteles examina tres formas o caminos [1179b 21-32]. La primera, siendo por naturaleza (fu¢sij), la descarta para su investigación, puesto que escapa de nuestras manos; la segunda vendría a ser por el hábito (eÃqoj); y la tercera, finalmente, por la enseñanza (didaxh¢). Como acababa de explicar, esta enseñanza se refiere a los razonamientos en tanto que son transmitidos, y ve que de por sí no sirven para hacer buenos a los hombres, lo que nos deja necesariamente con el hábito (eÃqoj).

Habiendo elegido traducir eÀcij como hábito a lo largo del ciclo, nos encontramos con la dificultad de estar usando la misma palabra para referirnos a dos términos distintos en el griego; pero esto, más que ser un problema, parece comprobar la hipótesis, aunque sería necesario notar cierto matiz que los diferencie. Parecería que cuando hablamos del eÃqoj tenemos un hábito o costumbre más en el sentido abstracto, como por ejemplo, el “ir a misa todos los domingos”; mientras que cuando hablamos de la eÀcij contaríamos con dicha costumbre o hábito ya en la medida que lo posee un individuo, y se convierte en una disposición para repetirlo, en un modo de ser. Siguiendo el mismo ejemplo, sería el “ir a misa todos los domingos” en tanto está presente en una persona que efectivamente va a misa todos los domingos porque se ha acostumbrado.

Sigue Aristóteles, repitiendo en parte lo ya dicho, sosteniendo que para que el alma del discípulo pueda escuchar a la razón (lo¢goj), o sea, para que la enseñanza pueda funcionar, aquélla debe haber sido primero cultivada por los hábitos, e introduce la disposición a vivir según las pasiones (pa¢qoj) como un obstáculo. Luego, como si el matiz establecido entre eÀcij y eÃqoj no fuese suficiente, tenemos que Aristóteles introduce el carácter (hÕqoj), que también puede traducirse como hábito, pero que va más a referirse a la personalidad del individuo en su totalidad.

Resumiendo la relación entre los tres términos mencionados, podríamos entender al hÕqoj como el elemento central, que es afectado por el eÃqoj, siendo cultivado (o abonado) por éste, para que pueda recibir aptamente la semilla, que vendría a ser la razón, siendo ésta sembrada, conducida por la enseñanza. Y la eÀcij, o la virtud, propiamente, vendría a ser el fruto[6].

Habiendo señalado al eÃqoj como el hábito visto más en sentido abstracto, es perfectamente viable que los que sean considerados buenos o virtuosos en determinada comunidad, sean instaurados en las leyes, y se vuelvan de esta forma habituales (sunh¢qhj), y esto, desde la más temprana edad [1179b 33 – 1180a 1]. Volviendo a nuestro ejemplo, podríamos concebir una ley que nos obligue a “ir a misa todos los domingos”, y de esta forma, esto se volvería algo natural[7], y en ese sentido, ya no algo penoso.

No es muy optimista, sin embargo, respecto de este punto, puesto que igual Aristóteles señala la importancia de la funcionalidad de la ley para castigar a quienes no hayan interiorizado la virtud, por más que hayan sido acostumbrados desde jóvenes [1180a 1-14].

La ley […] es la expresión de cierta prudencia (fro¢nhsij) e inteligencia (nouªj)[8].

En esta importante cita tenemos también en gran parte la conexión entre la ética y la política, puesto que deja claro cómo ésta lleva a aquélla consigo siempre, volviéndose ambas inseparables, si tenemos en cuenta, además, que luego dirá sobre las leyes que son:

Como las obras (eÃrgon) de la política[9].

Así, lo que es virtuoso queda plasmado en las leyes, y esto habiendo sido así, en cierta medida, desde siempre. Por lo que al final, resumiendo el plan de trabajo de su obra Política, nos hablará de la importancia de examinar las colecciones de leyes y de constituciones políticas [1181b 5-11]. Pero es importante notar que cuando señala esta importancia, plantea que si se recurre a este material empírico, por decirlo de una forma, sin un hábito apropiado, no se sacará provecho alguno, como es el caso de los sofistas [1181a 13-19]. Cuando dice hábito, habría que señalar también, usa la palabra eÀcij una vez más, y ésta haría referencia clara a la prudencia, puesto que se está hablando, para hacerlo explícito, de la virtud ética, la vuelve una cualidad necesaria para todo quien quiera hacer política, reafirmando el nexo inseparable de ambas disciplinas.

Dicho esto, la posición de Aristóteles se asemejaría a la platónica[10], al afirmar que:

Quizá, también, el que desea hacerlos a los hombres, muchos o pocos, mejores mediante su cuidado, ha de intentar llegar a ser legislador, si es mediante las leyes como nos hacemos buenos[11].

Siendo, sin embargo, ésta una sentencia mucho más débil que la platónica (ver nota 10), puesto que está clara la diferencia que hay entre el hombre prudente y el filósofo arquetípico de Platón. Pero igual no queríamos dejar de señalar la importancia que tiene para ambos filósofos la ética, en tanto ciencia, y que versa sobre cierto conocimiento o sabiduría, y su necesaria implicancia para la política.

Finalmente, y a manera de una breve reflexión personal, quisiera volver a lo mencionado por el comienzo de esta exposición, en donde hicimos referencia a la necesidad de cierta prosperidad material que escapa de nuestras posibilidades, y que parece, sin embargo, necesaria para nuestra felicidad. La política se encargaría, entonces, de dejar esto a la suerte lo menos posible[12].

Esperamos, habiendo llegado al final de esta exposición, haber podido aclarar en algo la relación entre ambas disciplinas; y más que cerrar el tema, habiendo mostrado algunos pasajes que lo tratan directamente, empezar la discusión a partir de los mismos.



[1] W.D. Ross, Aristóteles, Buenos Aires: Editorial Sudamericana, 1957. p. 268.

2 Aristóteles, Ética nicomáquea y Ética eudemia, traducción de Julio Pallí Bonet, Madrid: Editorial Gredos, 1985. p. 159. [1103a 33 – 1103b 6] El subrayado es mío.

[3] Aristóteles, Ética nicomáquea y Ética eudemia, traducción de Julio Pallí Bonet, Madrid: Editorial Gredos, 1985. p. 239. [1130a 9-14] El subrayado es mío.

[4] W.D. Ross, Aristóteles, Buenos Aires: Editorial Sudamericana, 1957. p. 332.

[5] Justamente, Pallí Bonet elige titular de esa forma este último capítulo que trata de la transición de la ética a la política.

[6] Tenemos que el léxico griego-inglés de Liddell-Scott, aparte de traducir los tres términos como “habit”, para eÀcij también se dice “a being in a certain state, a permanent condition as produced by practice" y “acquired habit”, haciendo justamente referencia a la Ética nicomáquea; mientras que para hÕqoj tenemos la definición como “moral character” y “as the result of habit”, lo que parecería ir de acuerdo con lo ya dicho.

Liddell, Henry George and Scott, Robert, A Greek-English Lexicon, revised and augmented throughout by Sir Henry Stuart Jones with the assistance of Roderick McKenzie, Oxford: Clarendon Press. 1940.

[7] En el sentido de la “segunda naturaleza” de la cual hemos hablado a lo largo del ciclo.

[8] Aristóteles, Ética nicomáquea y Ética eudemia, traducción de Julio Pallí Bonet, Madrid: Editorial Gredos, 1985. p. 405. [1180a 22-23]

[9] Aristóteles, Ética nicomáquea y Ética eudemia, traducción de Julio Pallí Bonet, Madrid: Editorial Gredos, 1985. p. 408. [1181b 1-2]

[10] “A menos que los filósofos reinen en los Estados, o los que ahora son llamados reyes y gobernantes filosofen de modo genuino y adecuado, y que coincidan en una misma persona el poder político y la filosofía, […] no habrá, querido Glaucón, fin de los males para los Estados ni tampoco, creo, para el género humano”.

Platón, República, traducción de Conrado Eggers Lan, Madrid: Editorial Gredos, 1986. p. 282. [473d]

[11] Aristóteles, Ética nicomáquea y Ética eudemia, traducción de Julio Pallí Bonet, Madrid: Gredos, 1985. p. 406. [1180b 24-27]

[12] Se puede pensar en la distinción que hace Kant en La Metafísica de las Costumbres acerca de cómo es que sólo podemos preocuparnos de la felicidad ajena, y tratar, en lo que refiere a nosotros mismos, de buscar nuestra propia perfección.

martes, 24 de junio de 2008

Bob Dylan - Desire

Hace algunos días dije que este disco era mejor que el Blood On The Tracks, y mantengo mi posición, por cierto, pero me pareció adecuado ponerlo ahora acá, puesto que parece que muchos no lo han siquiera escuchado.

Bob Dylan - Desire [DOWNLOAD]

Y para el mejor concierto de la gira que le siguió a la grabación de este disco, háganse el favor de entrar acá.

lunes, 23 de junio de 2008

Lennon Vs. Dylan - Round 2

Por algún motivo, sigo concernido con esta relación. Habiendo puesto el Beatles For Sale hace un par de semanas, quisiera ahora poner la canción de dicho disco que más me gustó desde la primera vez que lo escuché, y recién posteriormente leí que se trataba de la primera canción de Lennon con influencia dylaniana.


Veámosla, pues.

The Beatles - I'm A Loser


I'm a loser
I'm a loser
And I'm not what I appear to be

Of all the love I have won or have lost

There is one love I should never have crossed
She was a girl in a million, my friend
I should have known she would win in the end

I'm a loser

And I lost someone who's near to me
I'm a loser
And I'm not what I appear to be

Although I laugh and I act like a clown

Beneath this mask I am wearing a frown
My tears are falling like rain from the sky
Is it for her or myself that I cry

I'm a loser

And I lost someone who's near to me
I'm a loser
And I'm not what I appear to be

What have I done to deserve such a fate

I realize I have left it too late
And so it's true, pride comes before a fall
I'm telling you so that you won't lose all

I'm a loser

And I lost someone who's near to me
I'm a loser
And I'm not what I appear to be

domingo, 22 de junio de 2008

No Direction, Period

Cortesía de Nayo, ex-hattrickero (como toda persona que se respete), que me pasó el dato.

No Direction, Period

sábado, 21 de junio de 2008

The Office

Estoy viendo The Office, y está muy paja, por cierto. Michael Scott es lo máximo y el arrochador número uno de la televisión.

The Office - Theme Song


jueves, 19 de junio de 2008

La autobiografía de Bob Dylan

Me llegó hoy, muy a tiempo, un libro que me pedí por amazon, nada menos que la autobiografía de Bob Dylan (el primer volumen), y, por supuesto, puse todo lo que estaba haciendo en espera y la empecé a leer. Comparto con ustedes la primera página, que sienta en parte el tono de todo el libro. Disfruten.

Lou Levy, top man of Leeds Music Publishing company, took me up in a taxi to the Pythian Temple on West 70th Street to show me the pocket sized recording studio where Bill Haley and his Comets had recorded "Rock Around the Clock"-then down to Jack Dempsey's restaurant on 58th and Broadway, where we sat down in a red leather upholstered booth facing the front window.
Lou introduced me to Jack Dempsey, the great boxer. Jack shook his fist at me.
“You look too light for a heavyweight kid, you’ll have to put on a few pounds. You’re gonna have to dress a little finer, look a little sharper-not that you’ll need much in the way of clothes when you’re in the ring-don’t be afraid of hitting something too hard.”
“He’s not a boxer, Jack, he’s a songwriter and we’ll be publishing his songs.”
“Oh, yeah, well I hope to hear ‘em some of these days. Good luck to you, kid.”

miércoles, 18 de junio de 2008

Crosby, Stills, Nash & Young - Down By The River

Me encuentro inmerso en producir una exposición para mi curso de Ética, que es por cierto todavía en una semana, por lo que no me siento dispuesto a postear mucho. Pero como la música nunca se pone de lado y me ha estado acompañando en las arduas horas de trabajo académico (igual que la excelente serie The Office), he tenido la ocasión de redescubrir un grupo del cual ya había puesto un concierto el año pasado.

Paso ahora a poner una canción, en forma de video, del mismo año que el concierto ya mencionado. No se la pierdan, que es verdaderamente impresionante.

Crosby, Stills, Nash & Young - Down By The River


sábado, 14 de junio de 2008

Sentencia - I

El primer disco de Bob Dylan que escuché fue el Desire. Pero recientemente, consideraba al Blood On The Tracks como el disco superior entre los dos, comparándolos, pues, por su cercanía. Pero esta mañana, me dispuse a escuchar ambos discos en su integridad, y como resultado, he llegado a la siguiente conclusión:

El Desire es mejor que el Blood On The Tracks.

Ah, e inauguro esta nueva sección.

jueves, 12 de junio de 2008

El estado de sitio

Creo que fue exactamente hace dos días que dije: "mmm, ya leí todo el teatro de Sartre y de Camus... ¿Ahora qué leo? ¡Ya sé! Tragedias griegas." Y me leí "Prometeo encadenado", pero al terminarla, ayer en la noche, dirigí mi brazo ciegamente hacia mi estante más cercano y saqué una obra de Camus, justamente, que se llama "El estado de sitio", y me dispuse a empezarla, puesto que no la leía al menos desde hacía tres años.

Ahora, exiliado de mi propio ordenador hace una hora, encuentro la cita adecuada para poner acá.

DIEGO

¡Llegará el invierno!

VICTORIA

Pero contigo. ¿Recuerdas lo que me cantaste la primera vez? ¿No sigue siendo cierto?

DIEGO
Cien años después de muerto,
si la tierra me dijera:
¿Llegaste al fin a olvidarla?
Yo respondería: Aún no.
Ella calla.

DIEGO

¿No dices nada?

VICTORIA

La felicidad me ha apretado la garganta.

miércoles, 11 de junio de 2008

Bob Dylan - Montreal '75 [Rolling Tunder Series]

No pasa muy seguido que me toca postear algo en este blog que considero una verdadera joya. No, decir "joya" es decir poco, puesto que el concierto de Bob Dylan que voy a poner trasciende cualquier valor material. Es arte en su más pura expresión.

La expresión del arte.

Ya a más de un mes de haber empezado la Rolling Thunder Revue, Bobby y sus amigos llegaron a Canadá, y tras tocar en Toronto un par de dias antes, llegaron a la magnífica ciudad de Montreal, el 4 de diciembre del 75, donde, a mí parecer, nono, antes los ojos de Dios que lo ve todo y es absolutamente objetivo, dieron el mejor concierto de toda la gira, y de lejos.

Se los adelanto, Bob Dylan es Dios.

La setlist es de las más completas, empezando con una energía impresionante y desbordante, con temas como "It Ain't Me, Babe", "The Lonesome Death Of Hattie Carroll" y "A Hard Rain's A-Gonna Fall", que apenas diez años antes hubiese sido inconcebible su interpretación con tanta rapidez y... locura, creo que es la palabra adecuada.

El denominativo de "Star" se queda chico.

Luego, pasa a un par de temas nuevos de ese entonces, de su genial disco "Desire", con los que mantiene la misma fuerza, llegando al climax del concierto en la canción "Isis", absolutamente maniaca, y que ya he puesto en forma de video antes, y cuyo descubrimiento fue lo que me llevó a encontrar este concierto, y les aseguro que no fue fácil.

Isis, oh, Isis.

Luego hay un segmento de cuatro canciones con Joan Baez, en las que los ánimos bajan, pero no por eso el nivel. Es bastante nostálgico escucharlos con tan buena química, que no hace sino hacernos acordar de sus épocas juntos en el 64.

Termina la primera parte del concierto con "I Shall Be Released".

Empieza la segunda parte con temas más calmados, del "Bringing It All Back Home", como son "It's All Over Now, Baby Blue" y "Love Minus Zero/No Limit", a lo que les sigue con un nuevo clásico, "Tangled Up In Blue", en la misma línea, y la mejor y más larga versión que he escuchado en vivo de dicho tema.

Pasaría luego a cuatro canciones del "Desire", completamente frescas, puesto que el disco ni siquiera había salido a la venta, incluyendo una potentísima versión de "Hurricane". Para de ahí llegar a una excelente y revisitada versión de "Just Like A Woman", en la misma onda que las del comienzo.

Bob Dylan y Rubin "Hurricane" Carter.

Termina, pues, este tour de force con "Knockin' On Heaven's Door" seguida de la excelente canción compuesta por Woody Guthrie, "This Land Is Your Land", e interpretada por todos los artistas participantes en la gira.

La lista de canciones:

1. When I Paint My Masterpiece
2. It Ain't Me, Babe
3. The Lonesome Death Of Hattie Carroll
4. Tonight I'll Be Staying Here With You
5. A Hard Rain's A-Gonna Fall
6. Romance In Durango
7. Isis
8. Blowin' In The Wind
9. Dark As A Dungeon
10. Mama, You Been On My Mind
11. Never Let Me Go
12. I Dreamed I Saw St. Augustine
13. I Shall Be Released
14. It's All Over Now, Baby Blue
15. Love Minus Zero/No Limit
16. Tangled Up In Blue
17. Oh, Sister
18. Hurricane
19. One More Cup Of Coffee (Valley Below)
20. Sara
21. Just Like A Woman
22. Knockin' On Heaven's Door
23. This Land Is Your Land


Ahora sólo les queda bajar. Descargar. Si no lo consideran necesario, sólo les pido una cosa: no vuelvan a este blog, y si los conozco en la vida real, no me dirijan la palabra nunca más. No han, pues, entendido nada. Es este el mejor concierto de la gira, y probablemente, el mejor concierto de Dylan, si es que tal sentencia pueda ser alguna vez pronunciada categóricamente.

¿Pueden decirle que no a Bob?

Bob Dylan - Montreal '75

[DOWNLOAD DISC 1]

[DOWNLOAD DISC 2]

Y para los que lo notaron, no, la etiqueta de "Religión" no está por error. Bob Dylan es Dios, y esta es su revelación. Sólo nos queda volvernos temerosos.

martes, 10 de junio de 2008

Dylan Vs. Dylan - Round 1

Para demostrar apriorísticamente nuestra imparcialidad, en este blog nos adjuntamos a ambos lados, uno representado por el extrepitoso bootleg de 26 discos llamado Jewels and Binoculars, y el otro, con una selección de conciertos de la Rolling Thunder Revue. La primera de 1966 y la segunda de 1975-76.

Elijo una canción de cada una, que son en realidad la misma canción, pero en distintas versiones, como ya está un poco obvio a estas alturas.

Vean.

Bob Dylan - Just Like A Woman (1966)


Bob Dylan - Just Like A Woman (1975)


Personalmente, no puedo elegir. ¿Y ustedes?