domingo, 30 de noviembre de 2008

Oasis - Slide Away

Oasis - Slide Away


Para un concierto de Oasis completamente acústico, revisen la etiqueta, pes. No sean vagos.

viernes, 28 de noviembre de 2008

The Beatles - Hey Jude

Sé que probablemente muchos de ustedes ya han sido autosaturados una y otra vez con esta canción de los Beatles, pero yo, una vez más, llego tarde a la reunión o lo que sea, y la he "descubierto" recién, así que pongo esta versión, que me parece excelente.

The Beatles - Hey Jude

miércoles, 26 de noviembre de 2008

Astronomy Picture of the Day

Desde hace unos días, he puesto en mi grandioso blog (en la columna de la derecha) una nueva aplicación, llamada (muy autodescriptivamente) Astronomy Picture of the Day.

Pensaba simplemente dejarla ahí, y que cada quien se percate (o no) de la misma. Pero al ver la foto de hoy, decidí ponerla en este post, y de paso que anuncio a todos la existencia de la aplicación. Veamos.


En otras noticias, El Blog de Cayo cierra sus puertas. Pensaba hacer un post entero al respecto, pero me da flojera.

martes, 25 de noviembre de 2008

Paul McCartney & Wings - Band On The Run

Mi nueva canción favorita. Es una versión más corta que la del álbum (del mismo nombre), pero igual la pongo. Es excelente. Y el video es pajita.

Paul McCartney & Wings - Band On The Run

lunes, 24 de noviembre de 2008

Vincha roja

Travis - Flowers In The Window

Del concierto de Travis, una canción que tocaron y que escuchaba por primera vez, pero que sin embargo me gustó demasiado, fue "Flowers In the Window", de la cual pongo una versión en vivo del año pasado, coincidentemente tocada en el mismo lugar al que fui a ver a Belle and Sebastian hace más de dos años.

El video empieza un poco feo, porque la cámara se mueve, pero eventualmente se estabiliza, y llega a su climax en el minuto 2:06. Verdaderamente genial. ¡No se lo pierdan!

Travis - Flowers In The Window

domingo, 23 de noviembre de 2008

The Smashing Pumpkins - Bullet With Butterfly Wings

Pongo este single de los Smashing Pumpkins, que bien podría ser un álbum corto, por el número de canciones (siete), y la calidad de las mismas, entre las que se encuentra una de mis favoritas del grupo: "Destination Unkown".

Lo recomiendo hasta para el fan más casual del grupo.

The Smashing Pumpkins - Bullet With Butterfly Wings [DOWNLOAD]

miércoles, 19 de noviembre de 2008

Oasis - The Acoustic Sessions

Dejo el blog desatendido por unos días. Resulta que mi numeroso staff está en huelga indefinida (porque no les quiero pagar), y yo me voy fuera de Lima Metropolitana por algunos días.

No obstante, los dejo con esta descarga, que es una recopilación de presentaciones acústicas de Oasis de sus primeros años.

Oasis - The Acoustic Sessions [DOWNLOAD]

No se olviden de revisar este otro concierto acústico más reciente, al igual que su MTV Unplugged.

martes, 18 de noviembre de 2008

The Beatles Vs. The Be Sharps - Round 1


Vs.


El carácter existencialista del absurdo en Temor y temblor de Søren Kierkegaard

Los escritos del filósofo y teólogo danés Søren Kierkegaard pueden ser separados en dos grandes grupos. El primero, y que nos interesa para esta ponencia, consiste en una comunicación indirecta, en la que el autor se esconde tras pseudónimos, no sólo en cuanto al nombre, sino también respecto de su verdadero punto de vista, creando complejos personajes y dejando que hablen por él. En el segundo grupo tenemos la comunicación directa, en la que, por decirlo de algún modo, Kierkegaard dice lo que piensa.

Ya hemos señalado, sin embargo, a que es el primer grupo, el de la comunicación indirecta, el que ha de interesarnos, pues para esta ponencia trabajaremos exclusivamente con uno de sus libros, del cuál alguna vez él mismo dijo que por sí solo bastaría para asegurarle un nombre imperecedero como autor. Hablo de Temor y temblor.

Escrito bajo el pseudónimo de Johannes de Silentio, haciendo obvia referencia a lo que no puede ser dicho y es por lo tanto incomunicable, Temor y temblor es un libro escrito relativamente temprano en la vida de Kierkegaard, cuando tenía 30 años. Además, como perteneciente al grupo de la comunicación indirecta, no nos lleva directamente al pensamiento de su autor, sino de manera tangencial. El motivo de Kierkegaard al concebir estos escritos indirectos fue el de hacer que el lector se identifique con sus personajes, o que se sienta interpelado por estos, formando una suerte de conexión más emocional que racional, y que finalmente el desarrollo de su vida personal se vea afectado.

No es el objetivo de esta ponencia, pues, adentrarnos en el pensamiento de Kierkegaard; en vez, lo que queremos mostrar es la relevancia que tuvo, y que puede seguir teniendo, lo propuesto en dicha obra para la filosofía que de manera muy general podríamos considerar como existencialista.

Empecemos exponiendo de forma general el libro y las intenciones de su autor (a partir de ahora nos referiremos al autor de la obra como Johannes de Silentio, creado por Kierkegaard, y al que bien se le pueden atribuir intenciones distintas de las de su autor real). La obra gira alrededor de la historia de Abraham, en particular, el momento en que Dios le pide que sacrifique a su único hijo, Isaac. Este ejemplo atraviesa todo el libro, pues sirve como paradigma de lo que es la fe para de Silentio. También, y como veremos a continuación, el libro puede ser visto como una respuesta a un contexto filosófico particular, en el que la filosofía hegeliana se hallaba en su máximo apogeo, habiendo el malvado sistema hegeliano adoptado la fe, explicándola, pero de esa forma aniquilándola. Veamos cómo.

El argumento de Johannes de Silentio en Temor y temblor es simple: si es que no hay nada más elevado que la ética en este mundo, y tampoco nada inconmensurable en el hombre más allá de lo que posiblemente pueda expresar mediante su participación en ésta, entonces nunca existió la fe, precisamente porque siempre existió, y en consecuencia, Abraham está perdido. Pero, sin embargo, hay efectivamente algo que está más allá de lo universal en todos (puesto que por ética de Silentio, muy kantianamente, entiende lo universal, válido para todos, y en todo momento), y esto es lo absoluto (Dios, en el ejemplo de Abraham). Este absoluto entra en relación con el Particular (o sea, con un individuo concreto) mediante la fe, y de la siguiente forma:

La fe consiste precisamente en la paradoja de que el Particular se encuentra como tal Particular por encima de lo universal, y justificado frente a ello, no como subordinado, sino como superior. Conviene hacer notar que es el Particular quien después de haber estado subordinado a lo universal en su cualidad de Particular llega a ser lo Particular por medio de lo universal; y como tal, superior a éste, de modo que el Particular como tal se encuentra en relación absoluta con lo absoluto. Esta situación no admite la mediación, pues toda mediación se produce siempre en virtud de lo universal; nos encontramos pues, y para siempre, con una paradoja por encima de los límites de la razón.

Considero el pasaje que acabo de leer como el punto central de todo el libro, mas no es de por sí argumentación alguna, sino la explicitación de una paradoja inherente a la fe, y que no puede ser explicada de manera racional.

En primer lugar, debemos diferenciar lo universal de lo absoluto, en otras palabras, lo ético de lo divino. Es cierto que ambas esferas pueden coincidir, pero en ese caso, y de Silentio es decisivo al respecto, la fe no sería necesaria, las categorías filosóficas griegas bastarían, nos dice, y nuevamente, Abraham estaría perdido. Es gracias al ejemplo de Abraham que nos damos cuenta que ambas esferas no siempre coinciden, y que la de lo absoluto se haya por encima, puesto que no hay forma de reconciliar la acción de Abraham con lo universal, pues un padre tiene un deber para con su hijo, y lo que se le exige a Abraham no sobrepasa este deber en el sentido ético, puesto que no se le ha pedido que actúe por un bien mayor, como podría ser el bienestar de un pueblo, tampoco hay una racionalidad de por medio, en el sentido que Dios no se encontraba enfadado por algo que Abraham hizo; simplemente se lo pidió, y Abraham actuó porque creía, en virtud de lo absurdo, nos dice, y sobre esto último volveremos más adelante.

O es un asesino, o es un creyente; o ha transgredido la ética, o la ha suspendido en virtud de algo más elevado; o lo uno o lo otro. De cualquier forma, no hay lugar para la mediación.

Hay que tener en cuenta, en segundo lugar, que Abraham amaba a Isaac más que a nada en el mundo, y eso es importante, porque aquello significa que él siente un deber ético de no hacerle daño, y es justamente este deber lo que el combate, en absoluta soledad, para realizar el sacrificio. Así, Abraham (el Particular) antepone su relación con Dios (lo absoluto) a su deber ético (lo universal), pero justamente habiendo pasado por éste, rechazándolo sin abandonarlo del todo, y en ese sentido tenemos la paradoja, puesto que él no puede conciliar el amor que siente por su hijo (y su deber ético) con su deber hacia lo absoluto, pues al sacrificarlo, no lo deja de amar, justamente, lo ama más que nunca. Desde el punto de vista del espectador, todos observamos desde lo universal, pero el Particular está solo en su relación con lo absoluto, puesto que sólo puede comunicarse y hacerse inteligible con otros en virtud de lo universal. No obstante, esto no nos impide que podamos comprender la paradoja hasta cierto punto, aunque nunca totalmente.

Como consecuencia de esto, hasta el momento, tenemos que el Particular es ahora el determinante último de su actuar, gracias a su relación con lo absoluto, claro, pero finalmente esta relación también es privada: el Particular se encuentra aislado en ésta, uno solo con su fe; y lo universal es en consecuencia, subordinado, relativo. En una ética universalista como la kantiana, el Particular también es el determinante último de su actuar, puesto que su albedrío es libre, pero sin embargo, siempre puede encontrar refugio en saber que lo que hace está bien, y en que otros podrán comprenderlo. Es finalmente una ética radicalmente comunicativa. Y es justamente la imposibilidad de la comunicación lo que aísla al Particular, así:

[…] está en una soledad universal donde jamás se oye una voz humana, y camina solo, con su terrible responsabilidad a cuestas.

Quisiera remarcar, justamente, el espantoso πάθος que rodea esta nueva responsabilidad que recae sobre él. No es cómodo ser el Particular, y como tal, sobreponerse a lo universal, puesto que ipso facto, se está aislando de los demás individuos, de ser comprendido y amparado, y queda solo en su actuar. Haríamos bien, siguiendo la recomendación de Johannes, en imaginar el viaje de 3 días y medio que tuvo que recorrer Abraham hasta llegar al monte Moriah, sabiendo lo que tenía que hacer, y en completa soledad, no solamente física, sino espiritual.

Apenas hemos mencionado lo absurdo, y se nos vuelve a estas alturas imprescindible profundizar en la cuestión. De manera rápida, y usando el lenguaje de la obra, podríamos decir que el absurdo aparece cuando el Particular entra en absoluta relación con lo absoluto. Pero tendríamos que preguntarnos por la verdadera significación de esto.

En primer lugar, debemos aclarar cómo es que el Particular se coloca por encima de lo universal, como superior, y mediante este universal. Supongamos que un Particular, un individuo cualquiera, transgrede el universal, o sea, actúa de manera inmoral. Pone sus intereses particulares por sobre su deber ético. Esto es cualquier cosa menos absurdo. En realidad, es completamente racional. Si quiero más dinero (y disculpen por el superficial ejemplo), entonces dejo de pagar impuestos o le robo a alguien. Pongo mis intereses por encima de los de los demás, por encima del universal, pero me sigo manejando dentro de su racionalidad, sigo subordinado a éste, aunque transgrediéndolo. El absurdo no entra por ningún lado. Sin embargo, ¿quién podría entender que, siendo el dinero lo que más quiera en la vida, regale todas mis posesiones? Sería sin lugar a dudas un acto absurdo. No obstante, ¿es todo acto absurdo una relación absoluta del Particular con lo absoluto? Por supuesto que no, pero lo terrible es que el espectador nunca podrá saberlo, ¡y ni siquiera el Particular mismo! No hay, pues, certeza alguna.

Ahora, ¿cómo se da, entonces, esta superación del universal por el Particular mediante el universal mismo? No hay una receta, claro, pero sí es necesario que el individuo acoja al universal dentro de sí, o sea, en un actuar ético, y a pesar de querer realizar este actuar ético más que nada, no lo haga, sino que en virtud del absurdo, renuncie a él. Sin embargo, tanto como el Particular renuncia al objeto que quiere (como Abraham renuncia a Isaac), lo recupera también en virtud del absurdo.

Quisiera, a partir de este momento, dejar cualquier interpretación religiosa y explicar la significación que esto podría tener en una filosofía de carácter existencialista.

Tenemos que en el ejemplo de Abraham, él recupera a Isaac en virtud del absurdo, pero esto podría traducirse sin problemas a que Dios se lo devuelve. ¿Cómo podría sostenerse esto, entonces, en un contexto ateo, sin Dios?

Hemos dicho que el Particular tiene que acoger el universal dentro de sí, y luego, sin embargo, rechazarlo, renunciar a él, pero sin dejar de querer realizarlo, en un movimiento absurdo y sin sentido. Pero si no hay Dios al cual llegar, ¿qué logramos con esto? ¿Quién o qué nos devuelve a Isaac?

En una moral universalista, me atrevería a decir, nuestra libertad está sujeta, o es, siempre en relación a algo. En el caso de Kant, por ejemplo, la libertad es con respecto a la ley moral una mera facultad. Entonces, podemos internalizar el deber, hacerlo nuestro, expresar el universal en cada momento, con cada partícula de nuestro ser, y justamente por eso, tenemos una libertad que nos asegura, que nunca nos abandona.

Es sobre este punto, la libertad, que quisiera hacer la conexión con la filosofía existencialista, no abordando ésta desde un punto de vista teórico, como podría ser el expresado por Jean-Paul Sartre en El ser y la Nada, sino más bien adentrándonos en ella mediante sus obras de ficción, que es dónde me parece más rica.

Si es que se ha tenido contacto con las novelas de Albert Camus, o con sus obras de teatro, al igual que con las del mismo Sartre, se habrá podido notar que están plagadas de personajes cuyo actuar en muchos casos resulta difícil de entender. ¿Podríamos explicar las acciones de Cayo Calígula simplemente como motivadas por la locura, o por el trauma de la pérdida de su amada, y por lo tanto, como inmorales? ¿No sería acaso lo mismo que tildar a Abraham de asesino? Lo que pretendo señalar es que de alguna forma estos personajes entran (o intentan entrar) en absoluta relación con el absoluto, ya no en el sentido de Dios, sino de una realidad absurda y carente de sentido, que no puede ser explicada en términos éticos, en el mismo sentido que la paradoja no puede ser mediada por el universal.

Quiero remitirme, a continuación, a un ejemplo en particular; a un personaje de la obra de teatro de Sartre llamada El diablo y Dios, que me parece nos puede ayudar a entender el problema.

Goetz es un sangriento general durante la guerra del campesinado en la Alemania del siglo XVI. Actúa sin ningún remordimiento, violando mujeres, empalando niños y torturando hombres, incluso habiendo traicionado a su hermano, y pretendiendo hacer el mal por el mal mismo (aunque Kant diría que esto es imposible). Sin embargo, es confrontado por un cura llamado Heinrich, que lo descalifica diciéndole que todos los hombres hacen el mal, y que es el bien lo que nos está prohibido hacer en este mundo. Goetz se siente desafiado, y repentinamente decide que va a intentar hacer el bien, y hace una apuesta con Heinrich, según la cual tiene un año y un día para demostrarle que lo ha logrado. Pero decide dejar esta decisión, sobre si aceptar la apuesta o no, en las manos de Dios, tirando los dados. En caso de perder, tendría pues que seguir la voluntad divina y hacer el bien. Habiendo tirado su contrincante un dos y un uno, Goetz hace trampa y saca voluntariamente un par de ases, perdiéndose así a la voluntad de Dios.

Se da pues, un cambio total en Goetz, quien estando a punto de entrar a una ciudad y matar a sus veinte mil habitantes, decide unirse a los pobres y ayudarlos, siguiendo la doctrina cristiana del bien al pie de la letra, tratando de fundar una ciudad basada en el amor. Pero en el contexto de la guerra, la ciudad simplemente se vuelve insostenible, y los pobres que Goetz pretende defender, se ven ante una amenaza inminente, y que planea ignorar, para seguir predicando el amor. Eventualmente, se ve obligado a abandonarlos puesto que se da cuenta que no puede hacer nada por ellos, y que al intentar ayudarlos, no hizo más que perjudicarlos. Desesperado, se encuentra con Heinrich, justo para el momento de ser juzgado habiendo pasado un año y un día. Goetz acepta, pues, que ha fracasado, pero se pregunta por qué Dios prohíbe al hombre hacer el Bien, a la vez que le otorga el deseo de lograrlo.

Podríamos decir que Goetz está honestamente tratando de practicar el universal, aunque en una versión quizás algo caricaturesca del mismo. Sin embargo, en el clímax de su juicio ante Heinrich, le ocurre una revelación, que me parece necesario mostrar:

Heinrich: ¿Para qué simulas hablarle [a Dios]? De sobra sabes que no responderá.

Goetz: ¿Y por qué ese silencio? Él, que se hizo visible a la burra del profeta, ¿por qué se niega a mostrárseme?

Heinrich: Porque tú no cuentas. A Dios le importa un bledo que tortures a los débiles o te martirices a ti mismo, que beses los labios de una cortesana o los de un leproso, que mueras de privaciones o de voluptuosidades.

Goetz: ¿Quién cuenta, entonces?

Heinrich: Nadie. El hombre no es nada. No te hagas el sorprendido; siempre lo supiste. Lo sabías cuando echaste los dados. ¿Por qué, si no, hubieses hecho trampa? (Goetz trata de hablar.) Hiciste trampa: Catalina te vio, forzaste la voz para cubrir el silencio de Dios. Las órdenes que pretendes recibir, eres tú quien te las envías.

Goetz (reflexionando): Sí, yo.

Heinrich (sorprendido): Pues sí. Tú mismo.

Goetz (el mismo tono): Sólo yo.

Heinrich: Sí, te digo que sí.

Goetz (levantando la cabeza): Sólo yo, cura, tienes razón. Sólo yo. Yo suplicaba, mendigaba un signo, enviaba al cielo mis mensajes; y no había respuesta. El cielo ignora hasta mi nombre. A cada minuto me preguntaba lo que podía ser yo a los ojos de Dios. Ahora sé la respuesta: nada. Dios no me ve, Dios no me oye, Dios no me conoce. ¿Ves ese vació por encima de nuestras cabezas? Es Dios. ¿Ves esa brecha en la puerta? Es Dios. ¿Ves ese agujero en la tierra? También es Dios. El silencio, es Dios. La ausencia, es Dios. Dios es la soledad de los hombres. Estaba yo solo; yo solo decidí el Mal; solo, inventé yo el Bien. Fui yo quien hizo trampa, yo quien hizo milagros, yo quien me acuso hoy, sólo yo puedo absolverme; yo, el hombre. Si Dios existe, el hombre es nada; si el hombre existe... ¿Adónde vas?

Expliquemos esto haciendo uso de los términos que hemos venido utilizando. El Particular (Goetz), habiendo estado sometido a lo universal (o sea, el Bien identificado con la voluntad divina), logra relacionarse con lo absoluto (en este caso la conciencia de que no hay Dios, sólo el hombre, y por lo tanto, una realidad absurda, carente de un orden moral), y en virtud de esto, el peso de todas sus decisiones cae sobre sí mismo, y no tiene nada ya en qué refugiarse. Hay que aclarar que Goetz no ha abandonado el universal, pero habiéndolo perdido, lo ha recuperado, y justamente en virtud del absurdo. Se mantiene en él la voluntad de hacer el bien hacia los demás hombres.

Y justamente esto nos lleva al último punto que quisiera señalar. Al entrar en esta absoluta relación con el absoluto, en el territorio del absurdo, más allá del bien y el mal, perdemos de alguna forma lo terrenal, puesto que podríamos fácilmente caer en un nihilismo extremo. No hay un motivo ético para no hacerlo. ¿Cómo, entonces, recuperamos el mundo? Sólo el en virtud del absurdo nos puede salvar, la fe. No nos olvidemos, pues, que efectivamente Abraham recupera a Isaac gracias a su fe, no lo pierde. Igualmente, Goetz obtiene una vitalidad que antes no poseía. Estando dispuesto a morir, recupera su propia vida, y más importante aún, el control total de sus acciones y de su destino.


domingo, 16 de noviembre de 2008

The Abbey Road Medley

Antes de esuchar el Let It Be... Naked, el Abbey Road era mi álbum favorito de los Beatles. Pues sí, y con mucha razón, porque es excelente.

Ahora, de todo el disco, la segunda parte del famoso medley final es mi favorita (aunque suelo colar "She Came In Through The Bathroom Window"), y habiendo encontrado este video, me vi totalmente obligado a ponerlo acá.

Paul McCartney - Golden Slumbers/Carry That Weight/ The End


Tocadas por Paul McCartney en el '97. Imperdible.

sábado, 15 de noviembre de 2008

R.E.M. - World Leader Pretend

Bueno, ayer fue el concierto de R.E.M., y a pesar de lo lejos que estaba, estuvo verdaderamente excelente. No obstante, pongo el video de una canción que no tocaron, y que considero mi favorita del grupo, como homenaje de la velada.

R.E.M. - World Leader Pretend


Por cierto, la lista de las canciones que tocaron la pueden encontrar aquí.

viernes, 14 de noviembre de 2008

Travis - Sing

Hoy es el concierto de R.E.M., pero no nos olvidemos que, entre otros, también tocará la banda Travis. Para conmemorar dicho evento, pongo mi video favorito del grupo, canción que espero toquen hoy (aunque la verdad es que no tengo idea qué estarán haciendo).

Travis - Sing

jueves, 13 de noviembre de 2008

The Beatles - I Saw Her Standing There

Estoy viendo por primera vez la Antología, y decidí finalmente bajar sus primeros discos, y me encontré muy gratamente con esta canción.

The Beatles - I Saw Her Standing There

miércoles, 12 de noviembre de 2008

"A new dawn of american leadership is at hand"

Palabras pronunciadas por Barack Obama durante su discurso de la noche del 4 de noviembre, como seguro recordarán.

Parece ahora más claro exactamente a qué se refería, tras leer esta noticia.

Así es, Obama es un aficionado del fútbol (el verdadero), seguidor de la English Premier League, y fan del West Ham United. Esperemos que, a lo más, lo único que invada Estados Unidos en los próximos años sea los primeros puestos en los torneos internacionales de la FIFA.

martes, 11 de noviembre de 2008

Hombre y Naturaleza - IV Simposio de Estudiantes de Filosofía

A partir de hoy día, se está realizando el IV Simposio de Estudiantes de Filosofía que organiza la PUCP. ¿Qué tiene en especial este simposio? Pues, que este joven bloguero participará exponiendo su complejo pensamiento en forma de una ponencia, el día jueves a las 4pm, en el Auditorio de Humanidades.

La página web, donde pueden encontrar el programa, es la siguiente:

lunes, 10 de noviembre de 2008

Paul & Linda McCartney - Ram

Siguiendo una recomendación del Buen Amigo, bajé algunos discos de Paul hace ya un buen tiempo, y definitivamente ha sido el Ram el que más me ha gustado, motivo impulsor suficiente para ponerlo acá.

Paul & Linda McCartney - Ram [DOWNLOAD]

Disfruten.

domingo, 9 de noviembre de 2008

R.E.M. - MTV Unplugged Vol. 2

Termino la semana (o empiezo, según la religión) con este concierto, que también creo que será lo último que ponga de esta banda anticipando su presencia en Lima.


Hasta donde mi limitado conocimiento me lleva, R.E.M. es el único grupo que ha hecho dos MTV Unplugged, o al menos puedo decir con total seguridad que fue el primero que lo hizo.


Creo firmemente que su primer MTV Unplugged es mejor, pero éste es sin duda muy bueno también. Recomiendo los dos con facilidad.

R.E.M. - MTV Unplugged Vol. 2 [DOWNLOAD]

sábado, 8 de noviembre de 2008

jueves, 6 de noviembre de 2008

R.E.M. - New Adventures In Hi-Fi

Como es completamente justo, para anticipar el concierto de R.E.M. en mi bellísima ciudad natal de Lima, el 14 de noviembre, seguiré con la racha de material de la banda de Georgia (el estado, no el páis).

Hoy toca un álbum que para muchos puede haber pasado desapercibido, pero que en mi caso esto fue imposible porque fue el único que mi hermano tuvo original por mucho tiempo, y hasta ahora está por ahí.

R.E.M. - New Adventures In Hi-Fi [DOWNLOAD]

Presten particular atención a la última del disco, "Electrolite", que están tocando en casi todas sus presentaciones.

Subterranean Homesick Project - Watch It!

martes, 4 de noviembre de 2008

Barack Obama ganó las elecciones, PERO...

El homenaje de esta noche será para David Palmer, verdadero pionero, sin quién nada de esto hubiese sido posible.


Y un post viejo sobre el buen Obama.

Lou Reed - Berlin Live At St. Ann's Warehouse

Hace poco más de un año, puse un bootleg de Lou Reed tocando el Berlin en vivo por primera vez, en el 2007. Hoy, pongo el álbum oficial, si no de la misma performance, de una muy cercana. La calidad del audio está bastante mejor, así que incluso si bajaron el otro, les recomiendo esta versión como la definitiva.

Podrán haber pasado más de 30 años, pero Lou Reed logra una versión muy energética, que personalmente prefiero a la original. Además, no sé cómo hace para mantener su voz, especialmente si vemos a Dylan en la otra esquina...

Lou Reed - Berlin Live At St. Ann's Warehouse [DOWNLOAD]

lunes, 3 de noviembre de 2008

R.E.M. - Supernatural Superserious

Llego sin lugar a dudas tarde a la fiesta (aunque no por eso menos divertida), refiriéndome con "fiesta" al nuevo disco de R.E.M., Accelerate.

A falta de once días para el concierto en Lima, al que por cierto atenderé, pongo el video del primer single del nuevo álbum, que escuché el otro día en la radio, y que me animó a finalmente bajar el disco y escucharlo.

R.E.M. - Supernatural Superserious

domingo, 2 de noviembre de 2008

"Lewis Hamilton, he's the World Champion"

Habiendo dormido apenas dos horas, me desperté hoy en la mañana a ver la carrera de Formula Uno, última de la temporada.

Siete puntos de ventaja es una distancia cómoda si es que sólo queda una carrera, pero el año pasado Lewis Hamilton tenía 17 puntos de ventaja a falta de dos (lo que es incluso una ventaja mayor), y terminó perdiendo el campeonato.

Lewis Hamilton y su padre.

Era su año debut, y lo hizo notar con un par de errores definitivos.

Así que tal recuerdo no hizo más que incrementar exponencialmente la tensión, que en mi caso, es verdaderamente intensa en lo que respecta a la F1, especialmente teniendo en cuenta que no veía a mi equipo McLaren campeonar desde el '99.

¡Claro que sí!

Me puse a ver la carrera, pues, esperando impacientemente que Hamilton llegase al final en ese quinto puesto que necesitaba. Pero cuando a falta de tres vueltas pasó al sexto, no pude con mi genio, me paré y me fui a mi cuarto cerrando la puerta de un patadón.

No vi, así, el final, la última curva en la que Hamilton pasa a Glock, y ante la estupefacción de todos, incluso de sí mismo, se consagra campeón del mundo, siendo así el más joven en hacerlo.

La verdad es que no me arrepiento de no haberlo visto en vivo, porque finalmente, lo puedo ver una y otra (y otra) vez en YouTube, cosa que he estado haciendo efectivamente a lo largo del día.

Pongo, pues, el video, que si bien no es el de mejor calidad, es el que está mejor narrado. A los comentaristas ingleses no se les escapó lo que estaba pasando en ningún momento.

El final de la carrera.




Y aprovecho para despedir a David Coulthard, quién, junto con Mika Hakkinen, formó parte de esa primera alineación de la que fui hincha hace muchos años.

Ble.