viernes, 29 de junio de 2007

Este blog es Pro-Chávez

Leao Butrón lo dijo bien en una reciente entrevista en Perú 21:


¿Qué le dicen los venezolanos? ¿Lo fastidian por el partido del sábado?

No, están tranquilos, no ejercen presión. Los taxistas, los mozos y la gente de la calle solo nos dicen que tenemos una buena selección y nos recalcan que acá las cosas están bien. De diez venezolanos, nueve nos dicen que con Hugo Chávez hay justicia, que los pobres son los más beneficiados, y eso me deja muchas dudas de lo que se dice de él.

Podría decirlo de una forma no tan directa, ¡pero a la mierda! La prensa acá en Perú nos miente, Rodrich es un fundamentalista demócrata, y de El Comercio mejor ni hablo. Hugo Chávez podrá ser un payaso autoritario "lengua suelta", pero trabaja por la gente más que cualquier presidente democrático que hayamos tenido, y mucho más que nuestros patéticos medios de prensa, que se creen paladines de la moralidad.

La democracia en nuestro país es una farsa. No digo que no debamos aspirar a ella, en lo absoluto, pero no debemos aspirar sólo a ella y menos aún, a ella por sobre todas las cosas. La gran mentira de nuestros días es que nos dicen que al soportar gobiernos como el de Alan y Toledo, estamos aspirando a ella, y estamos necesariamente mejor que en un gobierno como el de Chávez, cosa que es mentira. Rodrich nos dice: "Toda dictadura es igual de mala y condenable." ¿Es acaso Fidel igual de condenable que Fujimori? ¿Es Velasco, el mejor presidente que hemos tenido, igual de condenable que Pinochet? Demonios, si eso no es un absurdo, no sé qué lo es.

Aplaudo a Butrón. Esperemos que más gente siga su ejemplo y dejen de creer todo lo que leen y escuchan. Lástima que no todos podemos ir a Venezuela o a Cuba para ver como están verdaderamente las cosas.