Mostrando entradas con la etiqueta Crónicas. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Crónicas. Mostrar todas las entradas

martes, 29 de abril de 2008

De la falsa y pública acusasión a este joven bloguero de maltrato infantil

Hoy estaba en la combi, sentado al fondo, pegado a la ventana derecha, con los dos asientos del costado libres, cuando se sube una niña de aproximadamente ocho años con síndrome de down, seguida por su madre. Como es usual en nuestro país, el chofer arrancó antes que los recién subidos tuviesen la oportunidad de sentarse, pero, por suerte, la arrancada no fue tan brusca. No obstante, fue lo suficientemente brusca como para que, su incondicional servidor (o sea yo), recibiera a la pequeña que se dirigía hacia mi asiento, y como la arrancada no fue muy brusca, y tras dirigirle una sonrisa amable (no es floro, ah), la dejé para que se sentara sola.

A todo esto, me encontraba escuchando música con audífonos, así que cuando noto que la madre que ahora se estaba sentando a mi costado, me dirige la palabra, primero asumí que eran cordiales palabras de agradeciemiento, pero luego escucho "¿cómo se atreve a empujar a una niña?" y veo su cara de indignación.

Ahora, ¿qué llevó a la madre a tener una alucinación de semejante calibre? Nunca lo sabremos. Si me hubiese dicho que "¿cómo no la ayudé?", que incluso era falso, sin embargo, podría ser entendible. Pero me acusó de empujarla, y lo siento, señora loca, pero sencillamente no hay forma. Todavía no ha llegado el día en que me dedique a empujar niños (sin contar a mis primitos, claro), y menos aún si tienen alguna discapacidad.

Mi reacción, que luego me sorprendió un poco, fue de indignación total. La combi estaba medio llena, por lo que me saqué los audífonos, y le dije con la voz bastante elevada para que todos me escuchasen (y así limpiar mi mancillado honor): "¿cómo se atreve a acusarme de algo así? ¿cómo voy a empujar a su hija? ¡es más, la he ayudado a que no se caiga!". La madre, necia, dijo un par de cosas más, resaltó el hecho de que la niña era discapacitada, pero cuando me puse los audífonos de nuevo y me voltié, se quedó callada, a lo mejor habiendo notado su error, pero sin disculparse.

La gente, indiferente, no se pronunció, y aunque hubiese sido normal, no voltearon de reojo a mirar al monstruo horrible agresor absurdo de pequeños inocentes. ¿Un día más en nuestra gran ciudad? Tal vez. No lo sé, en realidad. Ya, ¿y la moraleja? Creo que no hay, ¿o sí?

lunes, 14 de abril de 2008

Violent Femmes

En mi paso por los Estados Unidos, tierra de Martin Sheen, allá por el 2006, tuve la oportunidad de ver un par de conciertos, siendo uno de ellos Belle and Sebastian, y otro el legendario grupo Violent Femmes.


Desde que subieron al escenario en el Marquee de Tempe (ciudad al sureste de Phoenix), no dejaron de irradiar buena onda. Lamentablemente, no he podido encontrar videos de esa noche, a pesar de que al lado había una tía de 40 años fumándose un wiro y filmando.

Pero no todo es trágico en esta vida, por más que Nietzsche diga lo contrario, y encontré un par de videos de finales del 2006, pero en el mismo lugar, así que los pondré acá.

Violent Femmes - Please Do Not Go


Violent Femmes - Out The Window


viernes, 11 de abril de 2008

Belle and Sebastian, 19 de marzo del 2006, LA

Este grupo escocés fue mi favorito por mucho tiempo, allá por los años 2005 y 2006, y justamente fue en ese último año que pude verlos en vivo, en el Wiltern Theater de Los Angeles.

Tras una cola de cinco horas, yo y dos amigos logramos un puesto en primera fila, a menos de un metro del grupo. Gracias a eso, cuando Stuart Murdoch fue jalado hacia el público por un incoherente y alcoholizado fan, fue mi oreja la que raspó su guitarra acústica, y yo fui el que lo protegió de los innumerables abrazos de indie/emos que inevitablemente le hubiesen esperado.


Mi oreja inflamada (no era floro).


Entonces, cuando ahora en la mañana revisaba mis viejos favoritos de YouTube mientras desayunaba tostada sola (porque no había ni mierda para ponerle), encontré un par de videos de esa misma noche, y de sorprendentemente buena calidad, por lo que me inspiré para hacer este post.

El setlist completo de esa noche:

Act Of The Apostle Part 1
Another Sunny Day
Women's Realm
Belle and Sebastian
Sukie In The Graveyard
Electronic Renaissance
The Boy Done Wrong Again
To Be Myself Completely
Piazza, New York Catcher
Meat and Potatoes
Get Me Away From Here, I'm Dying
Funny Little Frog
Your Covers Blown
The Blues are Still Blue
I'm A Cuckoo
The Wrong Girl
White Collar Boy
Black And White Unite
Judy And The Dream Of Horses
The State I Am In (encore)
Me And The Major (encore)

Y los videos:

Belle and Sebastian - Judy and the Dream of Horses

Belle and Sebastian - Band Intro


martes, 25 de marzo de 2008

Fear and Loathing in Mejía


Alea iacta est.
-Stepan Trofimovitch

Describir los acontencimientos de los últimos días con claridad me resulta tan difícil como caminar en línea recta después de una sobredosis de éter, por lo que no lo intentaré. Sin embargo, algunas cosas pueden, y serán dichas, puesto que la evidencia fotográfica no hará más que ayudar a esclarecer el misterio, que se vive, y no se especula teoréticamente.



El primer día en la majestuosa ciudad blanca fue verdaderamente memorable. A las 9 pm, la gente empezó a llegar, y sometiéndonos a la voluntad de R2D2, nos pusimos a beber. Después de un ron, un pisco y cuatro viejos, la situación ya estaba fuera de control, y era justo antes de medianoche, por lo que cogimos una botella de champagne, y fuimos a celebrar año nuevo al jardín, con pogo incluído. Y sí, era viernes 14 de marzo.

Arrochando estilo navideño.






Arrochando estilo Rock Band.






Mauricio "The Ladies' Man", nada que hacer.


Pero la velada estaba lejos de ser completada, por lo que decidimos dirigirnos al centro de la ciudad, más precisamente al "Balde", a arrochar. Resulta que la arrochada empezó temprano, cuando me dispuse a competir en carrera de caballos... yo siendo el caballo de una joven dama, que exigía velocidad en una bajada a la que, como buen costeño, no estoy acostumbrado. El resultado fue algo parecido a la carrera esa del final de Ben-Hur, y que dio como resultado tangible lo siguiente:






O sea, me saqué la remierda. Pero en todo caso, no fue nada que una cita temprana con el dentista no pudiese arreglar al día siguiente.

La noche siguiente fue más tranquila, entre comillas, y terminó con una pizza casera en la madrugada.

Cocinando.




Hania, ¿y tú que haces aquí?


Walkin' on salsa.


Finalmente, una señal divina camuflada en una caja de gelatina me llevó a emprender un adelantado viaje a Mejía.





Es Mi Playa

Dicho eso, el martes de Semana Santa llegué con Elmo a Mejía en la noche, y encontramos la ciudad en apagón. Aseguramos velas, y llegamos a la jato (tras sobreponernos a una horda de zombies) para encontrar una masacre de tres jóvenes narcotraficantes más tres putas mollendinas. Limpiamos la evidencia y nos dispusimos a cenar.

Ya al día siguiente, esperábamos la llegada de dos blogueros más, pero las ocho piedras que teníamos no se hicieron esperar, y tras un legendario quispe (salían cada cuatro minutos), y el primer estofado de mi vida (quedó BUENAZO), a las 9 de la noche me encontré en un estado deplorable, por lo que, puesto que es mi blog, procederé a censurar:

Xxxxx xxxxxxx xxxxxxxx xxxx x xx xxxxx xxxxxxx xxxxxxx xxx xx xxx xxxxxxx x xxxxx x xxxx xxxx x xxx x xxxxxxxxx xxxx x xx xxxxx xxxxxxx xxxxxxx xxx xx xxx xxxxxxxx xxxx x xx xxxxx xxxxxxx xxxxxxx xxx xx xxxxxxx x xx xxxxx xxxxxxx xxxxxxx xxx xx xxx xxxxxxx x xxxxx x xxxx xxxx x xxx x xxxxxxxxx.

Fotos artísticas de Elmo.




¡Estofado!




¡Quispe!




Lentes.


Efectos secundarios de la Piedra.


Piedra de durazno con Crush de manzana (bebida de dioses).




Arrochando por teléfono.


Jesús.




Aceptaré que Elmo me derrotó.


Después de dos noches de Piedra, y con cinco restantes, ya nadie quería la cosa.


Luna llena.


Todo el equipo.


Los miembros originales del ahora infame blog de Cayo.


¡Mateo!


Lorena y Hania.


Arrochando con la buhita.


El momento de la noche.


Pofff.


El Cristianismo no perdona.


Noche de poker.


Ese poker fue mío, y le saqué la mierda a todos ganando 18 le.


Ese full también.


Última noche.


Mr. Daniel?
I'm finished.

Y eso fue todo, me temo. Ya me encargaré de añadir unos videos en los próximos días.

jueves, 13 de marzo de 2008

Aquí vamos de nuevo

La Batería está unida de nuevo, y para conmemorar la ocasión, ayer fuimos a por unos tragos en lo que resultó practicamente un tour culinario del más elevado nivel. Empezamos en el flat de Eich (Cholo Bravo para los no iniciados) con un pisco, que bajó de nivel con una velocidad asombrosa.

Sin embargo, era necesario ir a representar a Berlín, como había sido pronosticado unos días antes (alea iacta est, dicen). Y eso hicimos. Pero la infame calle esa estaba en nada, por lo que entre ir a colarnos al Loki (que es noche de juerga los miércoles, dicen), optamos por la opción más sabia (y más fina): el puticlub.

Queda al lado de un karaoke (level), y bajo el nivel del suelo. Underground. Así que asegurando consumo de 4 litro 100 desde el comienzo, hicimos una
katebên.

Lo que pasó ahí dentro, se quedará ahí dentro, salvo por las siguientes fotos (no notariadas, lamentablemente).




Y finalmente, después de ir a gritarle a Miguel (no Miguel Giusti, ah) que nos abriera y alimentara, nos topamos con una tía tamalera y le regateamos sus tamales de 3 a 2 le. Lo justin. Ah, igual que regateamos nuestra entrada al puticlub porque nos querían cobrar 10 le por una 620. No pes.



Por cierto, Von Rommel, mejor conocido como "El Zorro del Desierto", estuvo presente también, obviamente, pero su presencia fue tan sutil y fina que escapó al lente de la cámara.

Ah, y me olvidaba, para justificar el título de la entrada, pongo este video, que es una genialidad absoluta.

OK Go - Here it Goes Again