miércoles, 6 de junio de 2007

O lo uno...

No se me ocurre mejor forma de empezar este blog que con esta cita del libro de Søren Kierkegaard, cuyo título hemos tomado prestado para nombrar este blog.

El esteta A, en Diapsálmata, escribe:
O lo uno o lo otro
Un discurso extático

Cásate, te arrepentirás; no te cases, también te arrepentirás; te cases o no te cases, en ambos casos te arrepientes. Ríete de las locuras del mundo, te arrepentirás; llora por ellas, también te arrepentirás; te rías de las locuras del mundo o llores por ellas, en ambos casos te arrepentirás; o bien te ríes de las locuras del mundo o bien lloras por ellas, en ambos casos te arrepientes. Confía en una joven, te arrepentirás; no confíes en ella, también te arrepentirás; o bien confías en una joven o bien no confías en ella, en ambos casos acabas arrepintiéndote. Cuélgate, te arrepentirás; no te cuelgues, también te arrepentirás; te cuelgues o no te cuelgues, en ambos casos te arrepentirás; o bien te cuelgas o bien no te cuelgas, en ambos casos acabas arrepintiéndote. Esto, señores míos, es la quintaesencia de toda sabiduría.

8 comentarios:

Fernando dijo...

¡Desespera!

Martín dijo...

ahhhhhhhhhhhhh!

Penny-pepper dijo...

entonceeeeees...??

vive webon y no jodas

es eso no?


NO??!!

ahi viene el insomnio de nuevo

Penny-pepper dijo...

rayos

Zimmerman dijo...

haha, clarooo. aunque no necesariamente, ah. pero al menos eso dice en "o lo otro".

Fantômas dijo...

Hermoso texto y TAANNN cierto. Me gustó el título del blog, es ingenioso y creativo. Un saludo che.

Anónimo dijo...

Es decir que uno vive arrepentido?

Jokerman dijo...

no diría que a lo que apunta "A" es a decir que uno vive arrepentido, porque nunca se da una elección firme y real de la cual arrepentirse.