lunes, 25 de mayo de 2009

Mario Vargas Llosa es un huevón

Hah, bueno, este post será en realidad sólo sobre sus últimas declaraciones, pero no pude evitar poner un título así de general, porque bueno, "ya tocaba".

A ver, Vargas Llosa (o el "señor Vargas", como decía el chino) ha dicho, entre otras cosas, que:
"(...) si la literatura se hace solo para las pantallas se empobrecerá, porque la pantalla hace que pierda profundidad y riesgo". 
"La tecnología imprime a la literatura una cierta superficialidad".
Y que el papel "infunde un respeto casi religioso al escritor".
(La República, 25/5/2009)
Ahora, me parece que el señor Vargas está confundiendo muchas cosas. En primer lugar, parece estar criticando algo así como una literatura de blogs (ya se viene mi primera novela filosófica episódica, por cierto), y en ese sentido se podría hablar de cierta superficialidad, en tanto se habla de textos "hechos para internet". 

Pero si bien se puede pensar que prolifere este nuevo género, es ridículo esperar que las novelas "hechas y derechas" vayan a desaparecer, por lo que me parece que su crítica va más por otro lado.


Me pregunto, pues, si el señor Vargas está más bien hablando de artefactos como el Kindle, puesto que habla de una pérdida de profundidad y riesgo, por causa de la pantalla. Respecto a eso, sólo me queda recordar que cuando apareció la imprenta, surgieron críticas análogas de intelectuales elitistas que se quejaban básicamente de lo mismo. El cambio, en este momento, puede aparecer contraintuitivo no sólo para retrógradas reaccionarios, sino para muchos incautos. A mí me encantan los libros, pero me parece pecar de short-sightedness si es que no vemos que en el futuro, aparatos como el Kindle, pero cien mil veces más modernos, van a ser el pan de cada día.

Personalmente, sólo leo las declaraciones del señor Vargas para entretenerme un rato, porque si bien es innegable que escribe buenas novelas, en lo que respecta a política, y hasta como "intelectual", el señor Vargas es un huevón.

3 comentarios:

samuel dijo...

Qué tal

creo que lo que Vargas Llosa teme -como muchos de los consagrados- y que se deja ver en este tipo de declaraciones, es que le tiene miedo a la ruptura, al escupitajo obligatorio a los ancestros como cambio generacional. Este viejito, como muchos otros, le teme al nuevo formato porque ahí no tiene el control y la veneración absoluta. En fin

Sólo para saludar, y para comentar que estoy descargando justo ahora el soundtrack de I'm not there. Gracias, y saluuut

cszMorpheus dijo...

Muy acertada tu comparación de la revolución literaria que posiblemente estemos viviendo y la que produjo la imprenta. Sin embargo en este caso, no creo que las consecuencias vayan a ser tan drásticas, es decir, no creo en la desaparición de los libros.

Sí en su disminución, y tal vez en la especialización (libros de más calidad, hechos para durar, pues serán objeto de placer, no de consumo).

En cuanto al señor Vargas, si no haces ruido, nadie sabe que estas ahí. Y siempre es bueno que hablen de tí, aunque sea mal.

Anónimo dijo...

Bueno Vargas Llosa solo es un buén literato, que después de lo que le ha pasado (gracias al imbécil de Hugito Chavez, que acaba de hacerlo cuasi martir y perseguido de la Democracia) en Venezuela, ya puede jurarse "defensor de la Democracia latinoamericana"; publicidad televisiva que en España, sus reditos deben de haberse elevado a niveles estratosféricos.