domingo, 19 de abril de 2009

Dos horas de mi tarde

Como hacía mucho tiempo, no dedicaba dos horas de mi tarde a ver un partido completo del gran equipo de mis amores: Alianza Lima.

Hoy lo hice, y valió demasiado la pena, siendo este el resultado:


2-1 le volteamos el partido a los pavos en menos de tres minutos, y ya estamos segundos en la tabla.